Renacimiento

Ampliamos horizontes. Después de una etapa de franca sequía, renacemos con fuerza, como el Guadiana, con más ganas que nunca. Volvemos con nuevo nombre y un lavado de cara. Conservamos todos los contenidos que hemos ido acumulado durante todos estos años en Rocín flaco, y seguiremos escribiendo sobre la historia y el folklore de de la Mancha, de su gente, sus paisajes, y sus rincones naturales, de su arte y sus monumentos y, cómo no, de la gastronomía.

Esta tierra es algo más que una enorme llanura de paso: está llena llena de rincones y de historias, de gentes y de paisajes. Algunas realidades se encuentran a flor de piel; otras se hallan ocultas. Como don Quijote, debemos cambiar nuestra manera de mirar. Solo así descubriremos que, detrás de un rocín flaco, se encuentra, en realidad, Rocinante.

Deja un comentario